Consultas prenatales

Como defensores del bienestar de los niños y sus familias, los pediatras pueden apoyar y orientar a las futuras madres y padres en el período prenatal. Las consultas prenatales permiten al pediatra recoger información básica de las futuras madres y padres, prestar información, dar consejos e identificar condiciones de alto riesgo que podrán exigir cuidados especiales. Además, las consultas prenatales son el primer paso para poder establecer el vínculo entre la familia y el pediatra (el centro de salud del bebé) y para ayudar a las madres y padres a desarrollar competencias y confianza. Una consulta prenatal con el pediatra es recomendada para todas las futuras madres y padres, pero es especialmente importante para aquellos que lo serán por primera vez, para aquellos que son nuevos en la clínica, madres y padres solteros, embarazo de alto riesgo o embarazo múltiple (gemelos / trillizos…), o para las madres y padres que hayan experimentado un aborto anterior. Las consultas deben realizarse entre el final del segundo trimestre y el inicio del tercer trimestre de embarazo, y son gratuitas.

Ir arriba